9/11/11

Las ilustraciones macabras de Beksinski

Beksinski es uno de esos artistas cuya fama va creciendo con el paso del tiempo. 


Nació en Polonia el 24 de febrero de 1929, y fue un renombrado pintor, fotógrafo, y escultor.

Estudió arquitectura y tuvo un trabajo como supervisor de construcciones, pero a él no le gustaba esa profesión, de hecho la odiaba. 

Al mismo tiempo, se interesó en la fotografía y la pintura. Las fotografías que realizaba eran de algunas imágenes algo perturbadoras, por ejemplo, de gente sin rostro, y muñecas mutiladas. 


Pero sus trabajos más reconocidos han sido sus pinturas subrealistas, las que el decía que muchas veces eran malinterpretadas, porque él ilustraba a veces cosas optimistas, o incluso de humor, en sus pinturas que muchas veces la gente veía como sombrías o macabras. Algo que él también decía era que lo que él retrataba muchas veces era lo que veía en sus sueños, y quería retratarlos de manera tan detallada que pareciera que se tratara de fotos, fotos de los sueños. Esa es otra de las características que se notan en sus pinturas, que son bastante detallistas.


Con el paso del tiempo sus pinturas fueron tomando cierta fama, y se dice que su primera exposición, en 1964,  fue un éxito, y todas sus pinturas se vendieron. 

Beksinski era una persona amigable. Aunque algo tímido, y se dice que no le gustaba asistir a sus propias exposiciones. 


A finales de los noventa se interesó en la edición y fotografía digital y el internet. Sacando trabajos muy diferentes a los de sus inicios. De hecho, su obra fue cambiando bastante con el paso del tiempo, desde imágenes subrealistas, a cosas más abstractas. 


Los últimos días de su vida fueron trágicos. Su esposa Zofia murió en 1998, y meses más tarde, su hijo, un reconocido presentador de televisión local, se suicidó. 


Beksinski murió al haber recibido 17 puñaladas por parte de un tal Rupert Kupiek, el hijo del cuidador del edificio, después de que Beksinski se negara a prestarle dinero. Beksinski murió el 25 de febrero de 2005. Tiempo después Kupiek fue capturado y confesó haberlo asesinado, y fue condenado a 25 años de cárcel, y 5 años a su cómplice. 



Un dato curioso es que Beksinski nunca ponía nombre a sus cuadros. 


Actualmente hay un museo en su honor en su ciudad natal, Sanok. También en el desierto de Nevada , Estados Unidos, existe una cruz igual a las que él pintaba, llamada "Cruz Beksinski". 


Sitio web oficial: http://www.beksinski.pl/








El siguiente es uno de mis favoritos :)

































Fotografía de Beksinski:




















































2 comentarios: