19/8/11

Mini ordenador de $25.


En el mes de mayo Axel nos presentó el ordenador de 25 dólares, creado por un intrépido desarrollador de videojuegos que se había propuesto una meta: crear un pequeño equipo que se pudiese desarrollar por tan solo unos 25 dólares (exáctamente 15 libras). David Braben, mente tras este curioso proyecto, creó un prototipo llamado “Pi”, extremadamente pequeño —casi del tamaño de un Flash Drive— con un procesador ARM, puerto USB y salida HDMI que podía ejecutar Linux, y tras unos meses está casi preparado para salir al mundo real.
El nuevo Raspberry Pi está diseñado para estimular la educación informática y tecnológica en escuelas, donde por desgracia existe poca expansión alrededor del mundo, especialmente en lo que se consideran zonas en vías de desarrollo. Los primeros dispositivos, en fase Alpha, se están comenzando a distribuir ya, y en ellas se puede sin ningún tipo de fallo, acceder a una memoria externa (SD) la red, y arrancar una distribución de Linux.
Por el momento solo existen videos de los responsables del proyecto hablando sobre este interesante equipo, pero durante la semana comenzarán a surgir las primeras demostraciones de la “placa” en plena acción. Por breve que pueda parecer el video y escuetas las pocas imágenes lanzadas de las versiones Alpha de Raspberry Pi, el proyecto merece todo el apoyo del mundo por su interesante planteamiento y esa meta tan noble.
Ya han existido proyectos similares en el pasado, siendo el OLPC el más conocido de todos, que prometía un laptop básico con un precio aproximado de 100 dólares para las zonas más desfavorecidas del planeta. El portátil de los 100 dólares, como se le conoce coloquialmente, también se basaba en Linux, e incorporaba un pequeño sistema de “dinamo” que permitía recargar su batería utilizando una manivela. En principio, el equipo habría sido vendido a instituciones y entregado gratuitamente a los alumnos de escuelas en paises de bajo rendimiento económico, aunque en 2007, el OLPC comenzó a venderse también al público en los Estados Unidos a un precio de 199 dólares, como parte del programa Get one, Give one, que garantizaba que por ese importe, el comprador recibiría su unidad, y otra adicional sería donada.
Ambas iniciativas cuentan con un planteamiento muy interesante, pero el inferior coste (al carecer principalmente de pantalla y dispositivos externos) de Raspberry Pi lo convierte en un dispositivo perfecto para llevar las ciencias de la información y tecnología a todo el mundo. Además, el geek dentro de mí quiere un Pi para trastear.gizmologia.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario