17/8/11

Miles de personas manifiestan en Madrid contra las JMJ y la visita papal


"Miles de personas manifestaron este miércoles en Madrid contra la visita del Papa y la financiación pública de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), manteniendo en ocasiones un tenso cara a cara con los peregrinos católicos, antes de ser desalojados por la policía.
La víspera de la llegada a Madrid de Benedicto XVI para presidir el evento y convocados por más de un centenar de asociaciones laicas, cristianas progresistas, ateas, de izquierdas y de homosexuales, unas 4.000 personas, según la policía, recorrieron el centro de Madrid para protestar contra la JMJ.
Con lemas como "Dios sí, Iglesia no", "No con mis impuestos" o "Esta no es la juventud del Papa", la manifestación pasó por la conocida Puerta del Sol, donde los manifestantes se encontraron con cientos de peregrinos, con algunos de los cuales acabaron manteniendo tensos cara a cara separados por un importante cordón policial.
"¡Viva el Papa!", "¡Esta es la juventud del Papa!", gritaron los peregrinos, algunos de los cuales rezaron y cantaron al paso de la manifestación, mientras los manifestantes respondieron con un "Yo soy pecador, pecador, pecador".
Uno de los manifestantes, Ignacio, de 18 años, sangraba por la nariz, tras haber recibido un puñetazo de un peregrino.
"Estaba en la manifestación con mi padre, y uno de los católicos me ha dado un puñetazo en la cara", dice, asegurando que va a denunciar el hecho ante la policía.
La detención de un manifestante por intentar "dar un botellazo" a un agente de policía, acabó también por producir choques entre policías y manifestantes, que acabaron desalojando la Puerta del Sol con un saldo de seis detenidos y dos policías heridos, según los medios.
Banderas republicanas y con los colores del arco iris, símbolo del movimiento homosexual, ondeaban sobre los manifestantes, que criticaron la utilización de recursos públicos en favor de un evento religioso.
"Se les están dando unas facilidades que a otras personas no les dan por el mero hecho de ser religiosos, como la apertura de colegios públicos, polideportivos y la rebaja del precio del metro", dijo a la AFP Irene, una joven estudiante.
"Que cada uno crea lo que quiera, pero si viene su líder, que paguen ellos", dice la joven.
Según los convocantes de la protesta, las administraciones estatal, regional y local han gastado unos 100 millones de euros en las JMJ y la visita del Papa en seguridad, alojamientos gratuitos en colegios y polideportivos públicos, y la creación de un pase de metro rebajado, poco después de anunciar una subida del precio del billete del suburbano de 1 a 1,50 euros.
Por eso, en el manifiesto final de la marcha reclamaron a las administraciones públicas "que dejen de otorgar privilegios propios de épocas pasadas y herencias antidemocráticas" a la Iglesia católica.
Los organizadores de la JMJ insisten, por su parte, en que los 50 millones que cuesta el evento vienen en un 80% de los propios peregrinos, que deben pagar, y el resto de patrocinios de grandes empresas y alegan que supondrá unos beneficios de 100 millones de euros.
La detención el martes de un estudiante de química ultracatólico mexicano que supuestamente quería atentar contra esta manifestación y el jueves comparecerá ante el juez, no ha desanimado a los participantes en la manifestación.
La protesta también recibió críticas de responsables de la Iglesia como el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, que llamó "paletos" a los convocantes, el secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez Camino, que tachó de "parásitos" a quienes protesten contra la visita del Papa, mientras la organización antiabortista Hazte Oír la calificó de "acto de hostigamiento de una minoría radical".
Aunque no todo en la jerarquía católica fueron críticas: el joven obispo español Xavier Novell estimó el acto "lícito", "legítimo y respetable"." www.google.com/hostednews

No hay comentarios:

Publicar un comentario